CALDERON

Este sábado el presidente mexicano, Felipe Calderón, pone fin a su Gobierno y deberá entregar la primera magistratura al mandatario electo en julio pasado, Enrique Peña Nieto.

Calderón deja a un México sumido en la pobreza, subocupación y violencia institucionalizada.

El sexenio del gobernante por el Partido Acción Nacional (PAN) ha sido calificado como el sexenio de la pobreza por el Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey. Esta institución publicó que al cierre de 2012 la cifra de pobres en el país alcanzará los 60 millones de mexicanos, en un país de poco menos de 117 millones de habitantes.

Esta alarmante cifra se debe a que durante el período de Calderón unas 15 millones de personas se sumaron a las condiciones de pobreza por ingresos en México.

Un informe del Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana de Puebla señala además que el poder adquisitivo de los mexicanos cayó 32% en los últimos seis años.

De acuerdo al estudio, los mexicanos se han visto afectados en materia económica de tres formas; en el aumento de los principales bienes de consumo por el costo del traslado; el encarecimiento de 14% en promedio del transporte público para los más pobres y en un efecto regresivo en la distribución del ingreso nacional.

Otro estudio realizado por académicos de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) reveló que el salario mínimo mexicano cayó 43,1% durante el Gobierno de Calderón.

Según los expertos, actualmente tres miembros del núcleo familiar en México deben trabajar para generar un ingreso mensual de 512 dólares, lo que contrasta con 25 años atrás, cuando trabajaba un sólo integrante de la familia y generaba ingreso mensual suficiente para todos.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), informó que hasta junio de este año la Población Económicamente Activa (PEA) en México se ubicó en 50,9 millones de personas, de las cuales 48,4 millones estaban ocupadas y 2,5 millones desempleadas.

El organismo agregó que del total de la población con trabajo, solamente 16,9 millones tienen acceso a prestaciones sociales, y de ellas 16,7 millones cuentan con un contrato por escrito.

Violencia institucionalizada

A los altos índices de pobreza, se le suma la cifra de personas asesinadas durante los últimos seis años por el narcotráfico y debido a las políticas de combate a este flagelo implementadas por la administración de Calderón conjuntamente con la del Gobierno estadounidense.

Cifras oficiales de la Fiscalía mexicana, revelan que desde 2006 han muerto 47.500 personas en México como consecuencia del accionar de los grupos narcotraficantes, que mantienen estrechos lazos con las fuerzas de seguridad del Estado. Conteos no oficiales dicen que las cifras se elevan a más de 70 mil muertos.

Además de las personas asesinadas, la agencia de noticias SEMlac reveló en un artículo que en México existen 5.000 personas desaparecidas y 300 mil desplazados por la violencia interna.

Entre las víctimas fatales en México figuran los periodistas. El riesgo de ejercer el periodismo en México es el más acentuado en toda la región. Durante el Gobierno de Calderón se incrementó el número de comunicadores asesinados, que se suman a los de su predecesor, también del PAN, Vicente Fox.

Desde el año 2000, inicio de las administración del PAN, hasta el pasado mes de mayo se han registrado 108 asesinatos, entre los que se incluyen 91 periodistas, nueve trabajadores de la prensa, seis familiares y dos amigos de comunicadores, según la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex).

La mayoría de las víctimas fatales daba cobertura a temas con mucha audiencia en medios independientes de circulación y locales, en regiones con marcada corrupción del poder político, actividades paramilitares y narcotraficantes, según la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (Ciap) de la Felap.

El pasado mes de septiembre, el propio presidente mexicano aseguró que el problema del narcotráfico en su país tiene como causa fundamental el consumo de drogas en principal mercado mundial de los estupefacientes prohibidos, Estados Unidos.

“Eso ha traído una consecuencia fatídica a México y a otras naciones. Si Estados Unidos consumiera mucho menos drogas, nosotros tendríamos muchos menos problemas”, afirmó Calderón en una entrevista con la televisión rusa, durante la XXIV Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

Este es el país que entregará Calderón a Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); su asunción significará el regreso a la presidencia de la agrupación política que gobernó al país durante 71 años consecutivos hasta el año 2000.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s