BARCENAS Y SUS INVERSIONES

Barcenas

Compró también títulos de Zardoya Otis, Deutsche Telekom y Telecom Italia, entre otras empresas.

Con la ayuda de toda la información llegada desde Suiza, la Udef va desgranando poco a poco tanto el patrimonio de Luis Bárcenas como las maniobras que utilizó para ocultarlo al fisco. Tal y como adelantó este periódico el pasado jueves, se sospecha que el extesorero del PP tendría un mínimo de 50 millones de euros en Estados Unidos y Canadá -la mayor parte procedería de sus cuentas suizas-, pero podría haber aún mucho más oculto en Argentina, Brasil, Bermudas, Panamá, las Islas Vírgenes y otros paraísos fiscales del Caribe.

La cifra total a la que asciende su fortuna sigue siendo así uno de los grandes interrogantes del caso y, posiblemente, lleve aún mucho tiempo llegar a saber a cuánto se eleva, si es que se logra algún día.

Lo que sí que se sabe ya es que engañó a la Agencia Tributaria y que usó testaferros por todo el mundo para ocultar su patrimonio con distintas cuentas en Suiza, a nombre de la Fundación Sinequanon, con domicilio fiscal en Panamá.

Su cartera en Dresdner Bank llegó a sumar un máximo en el año 2007 de 22,1 millones de euros, incluyendo, además del dinero líquido, bonos, depósitos e inversiones en divisas y compañías. Eso, al margen de lo que pudiera tener también en otra entidad, Lombard Odiel. A partir de ese momento, el monto total va reduciéndose, debido a la bajada del mercado, hasta alcanzar una cantidad de 11,3 millones. La Udef llama la atención sobre el hecho de que la cuenta en la que están depositados los títulos recibe únicamente cinco transferencias y por importes relativamente pequeños: 130.000 euros.

Una cartera diversificada

La cartera de Bárcenas se va diversificando, pero entre sus preferencias figuran, sobre todo, Telefónica, Banco Santander, BBVA, Endesa, Iberdrola y Zardoya Otis. Desde mayo de 2006 empieza además a invertir en valores extranjeros y toma así posiciones con fuerza en empresas como Telecom Italia, Deutsche Telekom o el banco Intesa SanPaolo.

En el informe elaborado por la policía y que está analizando ahora en la Audiencia Nacional el juez Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, se puede ver con claridad cómo tenía distribuido la totalidad de su fortuna en 2005 -es el primer año que aparece reflejado en la contabilidad- y cómo acabó en 2009, cuando se empezó a llevar los fondos a cuentas y sociedades en Estados Unidos (Brixo y Lidmel) y Uruguay (Tesedul).

Así, por ejemplo, en 2005 sumaba 3,79 millones de euros en acciones de Abertis; 2,8 millones en BBVA; 1,62 millones en Telefónica y 1,67 millones más en su filial TPI; 1,5 millones en Endesa y 1,2 millones en Zardoya Otis. Pero poco a poco va ampliando su cartera. Siempre desde su cuenta en Suiza, entra entonces en las grandes operadoras de telecomunicaciones europeas, además de Telefónica llega a estar presente en France Telecom, Telecom Italia y Deutsche Telecom.

En un documento remitido por la banca suiza, en el que figura una radiografía de su patrimonio justo antes de que iniciara las transferencias fuera, se refleja un importe total de 11,8 millones. En ese momento, en 2009, justo en el estallido de Gürtel, aparecen acciones de Telefónica por un importe de 2,45 millones de euros, 1,9 millones en Telecom Italia, 1,27 millones en Deutsche Telekom, 1,6 millones en Enel y más de un millón en Banco Santander.
Sólo una parte de su fortuna

El extesorero del Partido Popular aseguró ya al Dresdner Bank de Suiza, donde en 2007 tenía depositados los 22 millones de euros, que esa cantidad representaba entre el 20 y el 50 por ciento de su patrimonio, incluyendo bienes inmuebles. Así consta en el documento que incluye el “perfil del inversor”, que está en los documentos de la Comisión Rogatoria que ha recibido el juez Ruz y a los que tenido acceso este periódico.

Este perfil fue rellenado por Bárcenas, en Madrid, el 26 de julio de 2007, en nombre de la fundación Sinequanon, la sociedad panameña con la que está vinculado. Para entonces, el extesorero y exsenador popular había acumulado casi 20 millones de euros, cifra que incrementó a final de año. Según apunta la policía, Bárcenas incrementó sus fondos a base de realizar operaciones a corto: vendía todos los títulos al inicio de la jornada y luego los recompraba por un precio más bajo.

Por ejemplo, a Bárcenas le salió redonda la inversión en Abertis. En cinco años ingresó dividendos por 274.000 euros y vendió los títulos en febrero de 2009 por 2,68 millones.

La operación de desinversión de Abertis coincide con el proceso de liquidación de las cuentas de la panameña Sinequanon en Dresdner Bank y Lombard Odier.

El extesorero dio orden de traspasar todos sus activos a las cuentas que había abierto en esos mismos bancos a nombre de Tesedul y a firmas en Estadso Unidos. A la primera le transfirió más de 10 millones de euros en acciones y al país norteamericano 3,5 millones en cinco transferencias. El dinero se ingresó en las sociedades Brixo y Lidmel, desconocidas para la entidad suiza. Dresdner solicitó información en varias ocasiones y recibió largas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSPIRACIONES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s